Menstruación y exclusión

Seguramente no lo sabías o ni si quiera lo habías pensado, pues para ti la menstruación es algo normal, algo que te afecta solo a ti y que intentas no afecte tu cotidianidad. Pero la realidad es que para muchas mujeres y niñas la situación es otra. ¿Sabías, por ejemplo, que según Plan Internacional,  el 48% de las niñas de Irán y el 10% de las de India cree que la menstruación es una enfermedad? ¿Sabías que, según un estudio de Uganda,  en muchas zonas del África subsahariana, las niñas pierden hasta cinco días de colegio al mes o abandonan las clases por completo por falta de acceso a agua corriente, saneamiento y productos de higiene?

Fuente: Femme International

Fuente: Femme International

Según el Kenya Medical Research Institute, los centros escolares para niñas pueden llegar a no impartir hasta 500.000 clases al año, debido a que las muchachas no saben cómo afrontar sus reglas en la escuela.  Lo mismo asegura  Femme International. Las niñas  no asisten a clase durante sus períodos y si lo hacen, no quieren sentarse. “Algunas incluso abandonan totalmente la escuela cuando alcanza la pubertad”, explica Sabrina Rubli, directora de la ONG en el artículo publicado en 20 Minutos. “En las escuelas de países como Kenia o Tanzania las jóvenes no pueden lavarse porque no hay baños adecuados. Y si estos son compartidos, reciben los insultos y humillaciones de sus compañeros”.

Pero el problema no es solo que pierden clases  sino que  las mujeres y las niñas de África Oriental suelen utilizar materiales como fibras de plátano, trapos, maderas o bolsas durante su menstruación. Seguramente estabas ajeno a ello, como yo. Y seguramente no sucede solo en Africa, ¿por qué no pensar que puede suceder en las zonas más pobres o aisladas de nuestro país?

Según explica Plan Internacional en muchos países en desarrollo las mujeres y niñas sufren por esta causa desde su exclusión en determinados lugares, la prohibición de realizar determinadas tareas y la vergüenza o los problemas de salud por la falta de productos de higiene adecuados. Es el caso de la tradición Chhaupadi (Nepal) en la que mujeres y niñas son aisladas en una cabaña o en establos separados de la casa cuando está en su período, a pesar de que en 2003 esta práctica fue prohibida.

Pero debemos darnos cuenta de las graves consecuencias para el futuro de estas niñas y, por ende, de sus comunidades. El hecho de que falten a clases repercute terriblemente en su educación ya que muchas de ellas pueden que no vuelvan a clases. No solo esto. Lo más grave es que son más vulnerables al matrimonio forzado infantil, la violencia y los abusos sexuales, como le explica Darren Saywell, director del área de Agua, Saneamiento y Salud de Plan Internacional Estados Unidos

 

Romper el silencio

Taller sobre higiene menstrual en Louga Senegal - Javier Acebal-WSSCC-UN Women

Taller sobre higiene menstrual en Louga Senegal – Javier Acebal-WSSCC-UN Women

“El primer escollo que sortear pasa por enseñar lo que supone biológicamente y liberarla del halo de maldiciones que la aquejan en rincones de rentas bajas, pero también en naciones desarrolladas”, señala Rockaya Aidara, responsable del África Occidental  de la Asociación Water Supply & Sanitation Collaborative Council (WSSCC)  y organizadora de talleres en varios continentes.  “Algunas mujeres perpetúan los obstáculos impuestos y las malas prácticas. Los niños y hombres de muchas comunidades saben incluso menos, pero tienen que conocerlo para apoyar a sus hijas, sus mujeres, sus alumnas o sus empleadas”.

Según reseña un artículo de Planeta Futuro (El País) datos de la WSSCC arrojan que el 51% de las niñas de Irán no se bañan hasta ocho días después del primer día de regla o que el 84% de las afganas nunca lavan sus genitales. Hay más: un 30% de mujeres de Malawi no puede usar letrinas individuales en esos días y un 11% de las etíopes o un 60% de las indias sólo se cambia de compresa una vez al día.

Por ello, siempre en los programas de cooperación es importante involucrar hombres y mujeres para romper el silencio, para romper estereotipos, para romper tabúes. Y no solo ello, hay que involucrar a la comunidad, a las autoridades, a sus gobiernos y hay que luchar por una mayor presencia de las mujeres en los gobiernos, mujeres que pueden cambiar la situación. Hay que hablar de ello. Por esta razón, se pregunta Aidara: “¿Cuántas mujeres del Gobierno hablan del tema?”

 

Qué se está haciendo

Plan Internacional ha desarrollado varios programas de higiene menstrual en Asia y África, dando soluciones higiénicas a las mujeres y a las niñas. Desde la distribución de kits de higiene a las niñas afectadas por desastres naturales hasta la construcción de aseos adaptados para la infancia en los colegios. Por otro lado,  está implicando a las comunidades en la erradicación de tabúes en torno a la menstruación.

En Uganda, Plan Internacional se ha asociado con la empresa local AFRIpads para ayudar a las mujeres y a las niñas a manejar mejor su menstruación. AFRIpads ofrece formación a mujeres de Uganda para la fabricación de compresas sanitarias reutilizables, que después Plan Internacional compra y vende a los vendedores locales a un precio rebajado. Esto permite a los vendedores ofrecer las compresas a las niñas y mujeres de la zona a un precio asequible y aún conseguir beneficios.

Fuente: Femme International

Fuente: Femme International

Por su parte, Femme International se enfoca en Kenia y Tanzania. Su trabajo  busca proporcionar a las niñas educación y  herramientas necesarias para mantenerse en confianza  y sanas en la escuela todos los días del mes. El programa tiene dos componentes esenciales: la educación y la distribución de kits de Mujeres, compuesto por una copa menstrual, una toalla pequeña, una pastilla de jabón, entre otros.  Estos kits son entregados una vez que participan en varios talleres enfocados en salud reproductiva, ciclo menstrual e higiene y así participen y planteen sus preguntas en un espacio donde pueden hablar sin sentirse avergonzadas.

Pero esto no es todo. En Kenia, el costo promedio de un paquete de toallas sanitarias es 75 chelines kenianos, es decir, aproximadamente 0,90 euros. Esto puede parecer poco, pero no si sabemos que el ingreso diario promedio para trabajadores no calificados es de aproximadamente 1,40 euros. Lo cual significa un lujo. Es por esto que, como se indicó al principio del artículo, muchas niñas utilizan “métodos alternativos” como hojas de plátanos, trapos, hasta barro u hojas de sus cuadernos…

Debido a esto, ha tenido tanto éxito las copas menstruales que Femme International regala a las niñas de las escuelas de estos dos países.

Día de la Higiene Menstrual

El 28 de mayo es el día de la Higiene Menstrual. Pareciera a lo mejor no tener importancia, pero después de todo lo expuesto, cobra mucho más importancia y cobra más cuando nos damos cuenta que se violan los derechos de estas niñas: derecho a la educación y derecho a la salud . No solo esto, la discriminación de estas niñas por una condición que para nosotras es normal, trae como consecuencia la desigualdad de género.

Veamos este vídeo de Naciones Unidas que nos habla justamente sobre la estigmación de la menstruación en la India. Justamente nos habla sobre las dificultades que tienen las niñas para continuar su educación. La falta de instalaciones y de información sobre la menstruación se une a un estigma social por lo que muchas niñas se sienten avergonzadas, tanto así que llegan a abandonar la escuela.

 

Puedes colaborar con Plan Internacional y Femme International haciendo una donación y contribuir así que para estas niñas la menstruación es una condición normal y comience así a cambiar sus comunidades.

Marita Seara

Periodista, Feminista y Bloguera. Editorade Business Venezuela, revista sobre economía y negocios… Por mucho tiempo, VenAmCham (Cámara Venezolana Americana de Comercio e Industria) fue mi casa. El último cargo desempeñadofue como Directora de Medios y Comunicaciones, experiencia muy gratificante. He vivido un apasionante viaje entre la edición de publicaciones, el mundo de la comunicación empresarial y de la Responsabilidad Social Empresarial. Postgrado en Comunicación y Periodismo Digital en el IEBS (Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores)...y gracias a él, decidí dedicarme a la creación y dirección de este hermoso proyecto: Voces Visibles.

Author: Marita Seara

Periodista, Feminista y Bloguera. Editora de Business Venezuela, revista sobre economía y negocios… Por mucho tiempo, VenAmCham (Cámara Venezolana Americana de Comercio e Industria) fue mi casa. El último cargo desempeñado fue como Directora de Medios y Comunicaciones, experiencia muy gratificante. He vivido un apasionante viaje entre la edición de publicaciones, el mundo de la comunicación empresarial y de la Responsabilidad Social Empresarial. Postgrado en Comunicación y Periodismo Digital en el IEBS (Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores)...y gracias a él, decidí dedicarme a la creación y dirección de este hermoso proyecto: Voces Visibles.

Share This Post On
468 ad

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Google+