La Brecha Digital de Género: otro tipo de exclusión

Fuente: Flickr. Ministerio TIC Colombia

Fuente: Flickr. Ministerio TIC Colombia

Leer y escribir ya no es suficiente en esta era. Lejos de democratizar, las nuevas tecnologías y, especialmente internet,  ha traído otro tipo de exclusión social: desigualdad, discriminación y analfabetismo digital.  Esto se engloba en lo que se llama la brecha digital. Esta realidad está avalada por datos de las Naciones Unidas, para quien entre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (el objetivo 8F, específicamente), el acceso a internet es un derecho del ser humano.

Pero a esta exclusión, a esta brecha, hay que añadir otra: la brecha digital de género. Lamentablemente, en cualquier avance, la brecha de género reaparece porque da cuenta de la desigualdad que existe entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la sociedad y en cualquier punto del mundo.

La UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) calcula que hay conectadas unos 200 millones menos de mujeres que de hombres. “Las mujeres se introducen en el mundo digital más tarde y más lentamente. Si no se toman medidas para remediarlo, se calcula que la brecha de género en relación con Internet podría ascender a unos 350 millones en el plazo de tres o cuatro años. La igualdad en el acceso a la banda ancha no sólo es justa y razonable, sino que también tiene sentido desde el punto de vista comercial y económico”. Así lo señaló el pasado mes de octubre (2014) Secretario General de la UIT,  Hamadoun I. Touré, con motivo de la entrega de los Premios GEM-TECH, premios organizados con ONU Mujeres que  reconocen los logros destacados alcanzados por organizaciones y personas en el ámbito de la igualdad de género en el área delas TIC.

Esta realidad no es esperanzadora. Organizaciones e investigadores abocados al tema, confluyen en un punto vital: la educación. La educación de la mujer desde temprana edad, es vital para cambiar un panorama. Hay cifras que no podemos obviar: En América Latina y el Caribe 58 millones de mujeres viven en zonas rurales; según la Unesco, una de cada cinco niñas en el mundo no tiene acceso a la educación por causas de pobreza, discriminación y violencia; y, según la organización Ayuda en Acción, el 70% de las personas que viven en extrema pobreza en todo el mundo son mujeres.

Quiere decir, que dándole herramientas a la mujer para su autonomía económica y empoderamiento, no solo mejoramos su situación, sino la de la economía global.

Fuente: Blog

Fuente: Blog “Oaxaca Mujeres Líderes de Soledad” Venegas

¿Qué puede hacerse?

Según Ana Moreno Romero y Ruth Carrasco, en un artículo sobre el proceso de incorporación de las mujeres a la sociedad del conocimiento y a la sociedad en red, las barreras para que las mujeres co-lideren el despliegue de la sociedad en red son muchas en el mundo de las tecnologías, pero tres de las más relevantes son “labrecha digital de género,el  bajo número de mujeres ingenieras y el techo de cristal en el sector TIC”.

En su trabajo investigativo, aconsejan pasos fundamentales para aumentar el acceso de la mujer a las TIC:

  • Crear mecanismos de participación de las redes de mujeres existentes, tradicionales y virtuales, como actores fundamentales en la agenda de la sociedad red. “Hay que potenciar modelos que animen a las mujeres a ser activas y creativas en el uso de Internet”
  • Aunque las cifras demuestran equidad entre hombre y mujeres en cuanto al acceso a internet, no sucede lo mismo en cuanto a las actitudes y aptitudes hacia las habilidades informáticas. Es por ello necesario la educación y capacitación en estas áreas, sobre todo desde la infancia.
  • Hay que sembrar esa afición a la tecnología desde los colegios, y en el entorno socio-cultural hay que romper los estereotipos que animan a las chicas a carreras menos tecnológicas. “Quizás si se hace un esfuerzo por visibilizar las utilidades de las tecnologías para servir a la sociedad y al medioambiente, se conecte mejor con la vocación de las mujeres”. No solo esto, visibilizar la relación que hay con su empoderamiento económico.

Para entender las variables que afectan el acceso de la mujer a las TIC, sobre todo en regiones como América Latina y el Caribe,  añadiría lo que refleja el  vídeo  presentado en  la XII Conferencia Regional sobre la Mujer en América Latina y El Caribe de la Cepal (Comisión Económica para América y El Caribe) y del cual podemos concluir: (1) Internet está menos disponible en áreas rurales donde las mujeres tienen menos acceso a las tecnologías. (2) La mujer trabaja de 2 a 3 horas más que los hombres, “por ello no tienen el tiempo necesario para aprender a usar los recursos digitales”.

Si comenzamos con que el acceso igualitario a internet es un derecho, para disminuir esta brecha -además de lo mencionado por Romero y Gallego-  es esencial el cambio o implantación de nuevas políticas públicas que van desde la alfabetización y la educación desde edades tempranas hasta la ayuda en el manejo y redistribución  del tiempo de las mujeres, de manera así que puedan acceder  al aprendizaje de estos recursos

Algunas conclusiones del estudio “Mujeres en la Economía Digital”, celebrado en el marco de la conferencia de la Cepal anteriormente citada,  queremos resaltarlas aquí:

  • Las niñas y las mujeres jóvenes tienen menos posibilidades que los hombres de obtener la educación y la información necesarias para acceder a una carrera en ciencia y tecnología. Asimismo, revela que las mujeres que trabajan en este campo laboral, caracterizado también por roles, imágenes y estereotipos masculinos, poseen menos posibilidades de ser promovidas, existiendo una mayor concentración de mujeres en los niveles inferiores de clasificación de los sistemas nacionales de ciencia y tecnología.
  • En la economía digital, al igual que en otros paradigmas del desarrollo, las oportunidades no se distribuyen de manera equitativa ni entre los países, ni entre las personas, de modo que se producen asimetrías que se deben combatir con políticas específicas. El orden de género por el cual las mujeres siguen siendo las principales responsables del trabajo no remunerado y del cuidado en los hogares interactúa con las nuevas formas de organización de la economía global.
  • La profundidad de la brecha digital que afecta a las mujeres puede aumentar aun cuando la población excluida de la sociedad de la información esté disminuyendo. Esto explica en buena medida la lentitud con que se cierran las brechas de género, especialmente en lo que se refiere al empleo vinculado con las TIC.
  • La perspectiva de género debe cruzar de manera transversal las estrategias digitales para hacer frente a las distintas brechas identificadas (en alfabetización, uso, formación, apropiación, ciencia e innovación, y autoempleo en las TIC, entre otras esferas de la economía digital) y a todos los espacios donde niñas, adolescentes y mujeres enfrentan problemas específicos, desventajas o discriminación.

Se calcula que hay conectadas unos 200 millones menos de mujeres que de hombres.

“Las mujeres se introducen en el mundo digital más tarde y más lentamente. Si no se toman medidas para remediarlo, se calcula que la brecha de género en relación con Internet podría ascender a unos 350 millones en el plazo de tres o cuatro años”, según Secretario General de la UIT,  Hamadoun I. Touré.

Marita Seara

Periodista, Feminista y Bloguera. Editorade Business Venezuela, revista sobre economía y negocios… Por mucho tiempo, VenAmCham (Cámara Venezolana Americana de Comercio e Industria) fue mi casa. El último cargo desempeñadofue como Directora de Medios y Comunicaciones, experiencia muy gratificante. He vivido un apasionante viaje entre la edición de publicaciones, el mundo de la comunicación empresarial y de la Responsabilidad Social Empresarial. Postgrado en Comunicación y Periodismo Digital en el IEBS (Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores)...y gracias a él, decidí dedicarme a la creación y dirección de este hermoso proyecto: Voces Visibles.

Author: Marita Seara

Periodista, Feminista y Bloguera. Editora de Business Venezuela, revista sobre economía y negocios… Por mucho tiempo, VenAmCham (Cámara Venezolana Americana de Comercio e Industria) fue mi casa. El último cargo desempeñado fue como Directora de Medios y Comunicaciones, experiencia muy gratificante. He vivido un apasionante viaje entre la edición de publicaciones, el mundo de la comunicación empresarial y de la Responsabilidad Social Empresarial. Postgrado en Comunicación y Periodismo Digital en el IEBS (Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores)...y gracias a él, decidí dedicarme a la creación y dirección de este hermoso proyecto: Voces Visibles.

Share This Post On
468 ad

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Google+