Todo tiene un por qué. La desigualdad de género lo tiene… tal vez no uno sino muchos por qués.

Pero, esencialmente, su respuesta está impresa a lo largo de la historia, en esa historia que nos han enseñado en los libros de texto. Un reciente análisis sobre la presencia de las mujeres en los libros de la ESO nos indica que ésta es muy baja: un 12,8%. Las mujeres no son protagonistas ni forman parte de la información verdaderamente relevante. Y lo peor es que esta presencia disminuye a medida que se va avanzando en los niveles de estudio. Pero esto no sucede solo en la enseñanza española. Otro estudio realizado con los libros de texto en Chile y Cuba, señala igualmente que las mujeres son invisibilizadas y relegadas a segundo plano en los textos escolares. Aunque este análisis se enfoca en textos de Historia entre 1996 y 2009, estoy segura que no ha cambiado aún hoy día.

¿Significa entonces que las mujeres poco protagonismo hemos tenido en la historia de la humanidad? ¿Que solo nos dedicábamos a labores del hogar, a labores de cuidado y a la simple contemplación del transcurso de la vida?. Por supuesto que no. Y por ello me apropio de la pregunta que se hace la historiadora Judit Gutiérrez Sánchez,  en la investigación Presencia y tratamiento de la mujer en los libros de texto: ¿Invisibilidad, transversalidad o patchwork políticamente correcto?, dirigida por la también historiadora María Jesús González Hernández.

Hipatia: Filósofa y maestra neoplatónica
Hipatia: Filósofa y maestra neoplatónica

“Cómo puede enseñarse la Historia, el Pensamiento, la Literatura, sin Hipatia de Alejandría, sin María la Judía, sin Rosa de Luxemburgo, sin Leonor López de Córdoba, sin Mary Shelly, sin Emilia Pardo Bazán, sin Virginia Wolf, entre una larguísima lista de mujeres indiscutibles hoy en día para cualquier manual con un mínimo de rigor histórico e intelectual”.

Pero, lo triste es que la historia ausente, la historia a medias es la que chicas y chicos aprenden en las aulas de clases. Recientemente Australia fue protagonista en lo que se refiere a Feminismo y es que el Feminismo será asignatura en las aulas. Esto hay que aplaudirlo y hay que impulsarlo si queremos no sólo rescatar la otra mitad de la historia sino reconocernos, reconstruir nuestra identidad (seamos mujeres u hombres). Es importante demostrar a las y los jóvenes la importancia de la participación de las mujeres en la historia, de los movimientos que han producido cambios importantes. Por qué no es importante mencionar y profundizar en los libros de texto sobre movimientos tan importantes en la historia como el movimiento de las sufragistas.

Esta construcción de la historia que hemos asimilado a través de nuestra educación es una historia a medias y es lo que ha traído como consecuencia todo lo que hoy tratamos de eliminar: estereotipos de género desde la infancia, violencia de género, brechas de género laborales y una larguísima lista de desigualdades e injusticias. Debemos tratar de eliminar las connotaciones negativas que tiene el Feminismo para muchas personas, y hacer ver lo que ha hecho por las mujeres y por su visibilidad.

Hoy hay investigadoras, feministas, mujeres de diferentes disciplinas que buscan recuperar nuestra memoria histórica, una memoria que no pertenece a una parte de la población sino a la población entera: hombres y mujeres.

Autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana (1791)
Olympe de Gouges: Autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana (1791)

Constantemente leo titulares sobre la necesidad de la equidad de género en la educación, pero me pregunto cómo vamos a conseguirla  si las niñas carecen de patrones, de modelos femeninos en sus libros de texto y no nos referimos a políticas, científicas, historiadoras, escritoras, ingenieras, matemáticas, cineastas…si los niños, por supuesto, ante la ausencia de roles femeninos concebirán una historia de la humanidad con solo una parte donde el papel de la mujer mayoritariamente ha estado relegada…Por qué no nos hablan de las sufragistas, por qué no nos hablan de Olympe de Gouges, por qué no nos hablan de la historia del hombre y de la mujer en las diferentes sociedades para entender mejor nuestro presente y para labrar un futuro más justo…..

Se está reconstruyendo nuestra historia. Menciono aquí a Monserrat Boix, en un trabajo sobre la historia de las mujeres:

«El trabajo de rastreo de la historia de las mujeres no ha sido fácil. Muchas firmaron obras con el nombre de sus maridos como la escritora María Lejárraga, o con un seudónimo masculino como Fernán Caballero o Georges Sand; otras son consideradas oficialmente solo colaboradoras como al principio Madame Curie que trabajó al lado de su marido durante diez años y sólo después del Premio Nobel conjunto obtuvo su primer puesto de trabajo remunerado.

Trótula de Salerno (Siglo XI)
Trótula de Salerno (Siglo XI)

«¿Es casualidad que la obra de Trótula, una médica ilustre del siglo XI, autora de un tratado de medicina femenina traducido y copiado durante siglos, en el siglo XVI cuando se imprimió, justo en un momento en el que se alejó a las mujeres de la medicina y la ciencia, fuera adjudicada a un nombre de varón?

«En Francia se sabía de la existencia de Dhuoda, autora de la primera obra francesa de pedagogía, escrita en el siglo IX, pero en las escuelas se enseñaba que el primer autor era Rabelais seguido de Montagne».

Hemos sido (espero que solo hasta ahora) analfabetas de la historia y prestamos (hasta nosotras mismas) poca atención al protagonismo de la mujer. Por ello, agrego aquí parte de una reflexión de la antropóloga, investigadora y feminista mexicana, Marcela Lagarde:

«¿Quién sabría decirme diez nombres de escritoras latinoamericanas? ¿Y cinco fotógrafas premiadas a nivel mundial? ¿Los últimos Nobel de mujeres en la medicina? ¿Una mujer premio Príncipe de Asturias a la ciencia? ¿Cinco mujeres científicas en la Universidad de Panamá? ¿Quiénes son las mujeres populares que hacen el mejor bordado? ¿Cómo se llama la que hace la mejor medicina tradicional? (…) Hay que nombrar a esas mujeres que hacen trabajos invisibles y sus recetas se las llevan los chefs y reciben estrellas Michelin»

Me pregunto cómo podremos reconstruir la historia. ¿Puede reconstruirse la historia?. No es cuestión de Feminismo,  es cuestión de verdades. Nunca  me planteé (hasta hace poco) la ausencia de mi género en los libros de texto de mi educación primaria, secundaria y universitaria. No pasaba por mi mente planteármelo…porque simplemente la mujer, mi género, estaba invisible y al estar invisible no necesitaba preguntarme…no existía.

Es hora de que hagamos que exista….

 

Te puede interesar:

Análisis de la ausencia de las mujeres en los manuales de la ESO: una genealogía de conocimiento ocultada. Ana López-Navajas. Universidad de Valencia

Discriminación y exclusión de las mujeres en los textos escolares chilenos y cubanos de historia Andrea R. Minte y Eurídice González Universidad del Bío Bío, Chile – Universidad de la Habana, Cuba

La historia de las mujeres, todavía una asignatura pendiente. Por Monserrat Boix

 

¡Sígueme!

Marita Seara

Fundadora, Periodista y Editora at Voces Visibles
Soy Periodista, Editora y Creadora de historias.

Hace unos cuantos años, descubrí que hay algo más que una historia tras de mí. Historia de miles de mujeres, invisibilizadas, pero presentes cada segundo. Descubrí que sí, soy feminista, que amo esta palabra porque es la que me define. Amo ser mujer, una mujer periodista, escritora o contadora de historias. Como prefiráis definirme.

Soy la Fundadora de este Blog que ahora estáis leyendo: Voces Visibles. Escribo sobre la situación de mujeres y niñas, sobre sus derechos, pero también sobre sus luchas. Escribo sobre aquello que logran, sobre sus sueños y creaciones.

Escribo también sobre las cosas que me preocupan y también sobre las que me apasionan: los emprendimientos rurales, la «España vaciada», el Edadismo, los viajes y la vida. De vez en cuando incursiono en la escritura creativa y me escapo, me evado. Escribo relatos que escapan de mi y me dejan tan vacía y exhausta que luego debo esperar un tiempo para volver a esa aventura.

Mis pasiones y lo que me define son el Periodismo, la Escritura, la Comunicación y el Feminismo. Estas las uno aquí, en mi Consultoría Comunicacional con Perspectiva de Género: Apoyo y asesoro en la creación de Estrategias de Contenido y de proyectos de creación de Blogs, Sitios Web, EBooks, y publicaciones impresas y digitales.

He sido Directora de Comunicaciones por muchos años de una Cámara de Comercio e Industria y Editora de una revista sobre Economía y Negocios. He creado y auto publicado mi primer libro en Amazon: "La Mujer. Una voz que se extiende".

La vida y la lucha me han enseñado a no detenerme y a que no hay nada imposible. No existe el "no puedo" y, aunque a veces es muy cuesta arriba, siempre hay un día en que la luz es más bella y te ayuda a ver todo más claramente.
¡Sígueme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.