Cómo hablar con lenguaje inclusivo sin que se note

¿Qué es el lenguaje inclusivo? ¿Es lo mismo que lenguaje “políticamente correcto”? ¿Cómo expresarnos de forma precisa, amena y comprensible sin dejar fuera del discurso a la mitad de la población? ¿Es nuestro lenguaje sexista? ¿Y las autoridades encargadas de darle esplendor?

Estas preguntas consiguen su respuesta en este libro de María Martín Barranco: Ni por favor ni por favora. Cómo hablar de lenguaje inclusivo sin que se note. Pero más que respuestas, herramientas “para comenzar a utilizar el lenguaje inclusivo de forma sencilla, con multitud de ejemplos y mucho humor”.

María es consultora, formadora, investigadora especialista en género y Directora de la Escuela Virtual de Formación Feminista (EVEFem). Recientemente la entrevisté para un proyecto que estoy preparando, pero no puedo evitar compartiros lo que me comentó sobre su libro.

Voces Visibles: ¿Cómo hablar con lenguaje inclusivo sin que se note?

María Martín: Bueno, el «sin que se note» es a la vez una crítica irónica, por un lado, a quienes no lo detectan cuando se usa bien y, por otro, a quienes quieren hacer creer que lo usan y solo generan rechazo porque no se han molestado en aprender cómo hacerlo. La verdad es que cuando se nota el uso es porque las herramientas a nuestro alcance se están usando mal o de forma muy limitada. Algunos de los ejemplos más habituales son empezar con un «todos y todas». Rara vez el todas va delante y pasa al masculino genérico.  O bien, se usa de forma reiterada en el discurso oral el masculino/femenino una y otra vez sin emplear otros recursos como los impersonales, el eludir artículos, el quienes… en fin, todas las que se enumeran en el libro y todas las que se nos vayan ocurriendo porque hay tantas soluciones como personas decididas a no discriminar al hablar.

Voces Visibles: ¿Por qué nuestra lengua es sexista y cómo convences a quien habla esta lengua que debe ahora hacerlo diferente?

María Martín: Muchas personas se resisten y muchas cosas les parecen ridículas, aunque no lo sean. No es una tarea fácil, hay mucha resistencia…no solo de la RAE. La lengua es tan sexista como las sociedades que creamos al hablar día a día. No podemos pedir al español que no refleje el sexismo que hay en las sociedades de los países que lo hablan. Pero sí podemos pedir, por ejemplo, que el diccionario de la Real Academia Española (y los trabajos correspondientes a Latinoamérica) no reflejen el machismo ―a veces misoginia descarada― de quienes las componen.  

 

El lenguaje nos visibiliza

“El lenguaje nos construye y cuando no es inclusivo nos borra de un plumazo a la mitad de la población. Por eso me dedico a estudiar el impacto de género en el lenguaje y a señalar dónde está todo el problema cuando la manera en la que se nos ha enseñado a expresamos perpetua un lenguaje sexista”. Esta cita corresponde a una entrevista que la periodista Nuria Coronado le hizo a María, “El lenguaje es política y propaganda del machismo” publicada en La Hora Digital , y en la que señala que Ni por favor ni porfavora “es un intento de llevar a la práctica algo que, normalmente, vemos como teoría: manuales de uso de la Gramática, gramática oficial, señoros de la RAE ―las señoras de la RAE suelen dar menos la lata con esto― diciendo esto sí, esto no, esto lo dices que lo mando yo; manuales de uso del lenguaje inclusivo concebidos para otros contextos (administrativo, jurídico, laboral…). Yo soy partidaria de practicar sin parar. Porque ―y esta es una de mis muchas contradicciones― me gusta tanto la teoría que tiendo a quedarme a vivir en ella. Así que me empujo a mí misma a hacer intentos de cambio, a imaginarme el mundo en igualdad con todos sus detalles y ver por cuáles podría empezar”.

A pesar de que Diana Maffía, feminista argentina, ha sostenido recientemente que “ya en los ochenta se discutía el lenguaje inclusivo referido específicamente a la diferencia entre género marcado y no marcado”, esperemos no pasar tres décadas más discutiéndolo y sin ver cambios en nuestra lengua. Pero creo que no será así. Creo que sí se están dando cambios, avances, pasos. Hoy día, muchas organizaciones cuentan con guías para utilizar el lenguaje inclusivo y te encuentras en los diarios con títulos como el siguiente: El lenguaje inclusivo tensa a ‘todes’ en Argentina. El país suramericano plantea para la igualdad soluciones ajenas a la gramática, como que los plurales acaben en ‘e’ o ‘x’.

Algo está cambiando y las luchas feministas, por la igualdad y en defensa de nuestros derechos,  también se está haciendo presente en el lenguaje…y es tan importante partir desde aquí porque el lenguaje te refiere, te incluye o te excluye, te visibiliza o te invisibiliza.

 

Mientras podéis ver en el siguiente enlace dónde comprar Ni por favor ni por favora – todostuslibros.com – , os dejo esta herramienta que nos ofrece María:

“Intenta encontrar las que te resulten más cómodas. O usa la recopilación de las formas recomendadas y aplícalas hasta que acudan “solas” a la boca. Con el uso, encontrarás la forma de expresarte de la manera inclusiva que mejor se adapte a ti. Si lo haces de forma natural, no provocará rechazo en quienes te escuchan y, a la vez, facilitarás un referente en quienes están a tu alrededor”.

 

También os invito a leer estos artículos que me conseguí y me parecen muy completos sobre la obra de María Martín:

«Quien no usa lenguaje inclusivo es porque no domina el idioma o porque su decisión es discriminar». Entrevista en Yorokobu.es

Guía para utilizar un lenguaje verdaderamente inclusivo. Artículo publicado en Público sobre el libro de María Martín

 

 

Y para finalizar, os invito a que sigáis Golondrinas RAE en Twitter:

¡Sígueme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies