El rincón del Zócalo donde se tejen ilusiones

Diseñado por Ana Clara Picco

Yo debí haber sido mexicana en una de mis vidas anteriores y, seguramente, mi padre, habrá sido mi padre, mi madre, mi hermano, mi hermana…no lo sé. El transcurso de mi infancia (y adolescencia) ha estado entre la música de Pedro Infante, las películas (y fuerza) de María Félix y la risa de Cantinflas; entre el drama, las luchas revolucionarias, los mariachis al pie del balcón, la rebeldía y el carácter de las mujeres y entre ese acento que me cantaba casi todos los días al oído cuando, desde mi habitación, escuchaba el sonido de la tele en blanco y negro.

Allí nací yo. Así crecí y no logré sacarme a México de la cabeza.  Un día decidí hacer mi tesis doctoral sobre México. Quizás (casi segura estoy) fue una excusa para, de una vez, dar el salto al país de mis sueños. Salté dos veces, sola, temerosa y feliz. Pasó el tiempo y hace poco, por cosas de la vida, me apunté a un “Proyecto solidario” hermoso.

Vari@s escritores e ilustrador@s se apuntaron y quedé seleccionada entre otr@s 5 o 6, no lo recuerdo.  Tenía que crear una historia en un escenario que no sería escogido por mi. Cuál fue mi sorpresa cuando me llegó la instrucción: “México: Revolución Mexicana. 1910”. A partir de ahí, comencé a tejer mi cuento. Se comenzó a mezclar todo ese hervidero de antaño: mi padre, las películas, la fotografía, mis muchísimas lecturas que sobre México había hecho para mi tesis y…mi pensamiento feminista. Quería hablar de una mujer, por supuesto, de una mujer fuerte, luchadora. Y hablo de una que tiene sueños, que lucha, que es igual sin distinción.

Este proyecto no se llevó a cabo, pero decidí seguir escribiendo sin los esquemas que me impusieron y yendo un poco más allá. Cuando lo terminé, pensé, ¿y ahora? Bueno. Lo dejé en un cajón entreabierto para cada día recordar que lo tenía allí esperando a ser rescatado.  Mi vida ha ido de aquí para allá, de allá para aquí; convulsa, un poco, más bien bastante, pero nunca se me ha borrado una sonrisa y el agradecimiento de encontrarme en este camino con gente que hermosa, que amo, que admiro. Hay gente bella que se ilusiona y me ilusiona.

El rostro de Petra

Conocí a Ana Clara en el buzón de mi Instagram: <<soy artista argentina y feminista. Un día quiero que hagamos cosas juntas>>.

La entrevisté para Voces Visibles, mi blog sobre mujeres; mujeres que como yo digo, traspasan fronteras. La conocí, conocí su obra y me enamoré de todo lo que hace y de esa ilusión y enorme sonrisa. Pasó el tiempo y aquí está de nuevo. Me imprimió la ilusión y le dio vida a mi personaje principal. Quiso participar en este cuento y darme este regalo:  hacer visible a Petra.

“¡Querida Marita! Aquí está la ilustración. Yo, particularmente, quedé muy emocionada con el resultado. Desde la primera vez que leí el cuento, todas las imágenes que se me venían eran de ella en ese lugar de la vidriera…donde leían cuentos… el hada, los libros”.

Mi México

Si eres mexicana, mexicano, quizá reconozcas las semblanzas de mis personajes. Y quizá las conozcas porque quise indagar y escudriñar en las mujeres mexicanas del pasado: mujeres fuertes, luchadoras, creativas, soñadoras. Conozco Ciudad de México, me enamoré de su Zócalo, de su sincretismo, de esa mezcla arquitectónica, artística; de su historia, de sus héroes…y de sus heroinas. Y a esas heroinas, quise darle mi propia voz.

Espero disfrutéis este cuento y si os gusta, compartirlo, pero nunca dejéis de nombrarnos como autoras: dos mujeres, una escritora, tejedora de palabras, y, la otra, artista, trabajadora del arte. Ambas soñadoras, feministas y con una enorme sonrisa que nunca esconderá nuestra ilusión y la niña que siempre llevaremos dentro.

Para descargar el cuento (gratis), haciendo click aquí: El Rincón del Zócalo donde se tejen los sueños o verlo a continuación.

CUENTO-MARITA SEARA_EL RINCON DEL ZOCALO
¡Sígueme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies