Guía de seguridad en internet para mujeres

Hace poco recibí un correo de Nicole Frank, Online Privacy Expert en OnlineSafetyMasters.com, con esta guía fantástica: Completa Guía de Seguridad en Internet para mujeres y he de deciros que quedé impresionada por lo específica y útil que resulta ser para todas. Inevitablemente, al comenzar a leerla, recordé a Claudia Calvin, fundadora de la red mexicana Mujeres Construyendo. Y la recordé porque recientemente en una entrevista que le hice para Voces Visibles, me habló justamente de la importancia de la seguridad en internet:

“Cuando empecé, como muchas personas, no visualizamos los riesgos que el uso indiscriminado de internet podría generar. Hay que trabajar mucho y construir una narrativa digital que también apoye la seguridad en muchos sentidos y, sobre todo, la seguridad de las mujeres. Porque el simple hecho de ser mujer, tener un avatar femenino, un nombre femenino, aumenta las posibilidades de vivir acoso en línea. Lo dijo el informe que presentó hace unos años la OIT con ONU Mujeres: Una mujer tiene más de un 20% de posibilidades de vivir acoso en internet por el simple hecho de ser mujer”.

Esta guía está hecha por mujeres y para mujeres; por lo tanto, podemos identificarnos mucho más fácilmente con ella. Escrita por la investigadora en ciberseguridad, Sarah Levavi-Eilat (y apoyada por un equipo de mujeres profesionales), en ella encontrarás información sobre cómo protegerte del acoso en las redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram o Snapchat; qué hacer si eres víctima de acoso sexual en el trabajo, incluso en Linkedin. Cómo utilizar una app de transporte de forma segura o una app de SOS.

Esta guía te enseña no solo a protegerte sino cómo configurar tus redes o tu dispositivo para evitar el acoso sexual, el “doxing” o el “porno de venganza”, entre otros. Aunque, te presentaré un pequeño resumen, al final tienes el enlace directo a la Guía en Vpnmentor, que comienza con una reflexión y datos de importancia:

“¿Alguna vez has sido acosada en la calle? ¿Recibido un mensaje grosero en una aplicación de citas? ¿Un compañero de trabajo te ha hecho un comentario que no estaba bien sobre tu apariencia?

No eres la única.

Con el movimiento #MeToo, es fácil iniciar sesión en Twitter o Facebook y ver la cantidad de mujeres que son víctimas de acoso sexual. Ya sea en persona u online. Mujeres de todas partes lo han sufrido de un modo u otro. Y con todos los nuevos modos de comunicarse que ha abierto Internet, el acoso online es más frecuente que nunca.

Según un estudio por Pew Research Center, la mayor parte del abuso en Internet tiene lugar en redes sociales. Aunque los hombres también están sujetos al acoso en Internet, el cual incluye insultos, burlas y amenazas físicas, el estudio concluyó que en Internet las mujeres son más del doble de propensas a sufrir acoso sexual que los hombres.

Además, más de la mitad de las mujeres de entre 18-29 afirman haber recibido imágenes sexuales explícitas sin su consentimiento.

Esta cifra está creciendo, y aunque el 70% de las mujeres considera el acoso online un grave problema, no muchas saben cómo evitarlo.

Las mujeres suelen sufrirlo simplemente por ser mujeres. Los ataques suelen ser sexuales o misóginos, y la retórica suele centrarse en sus cuerpos y ser violencia sexual. Esto daña tanto física como emocionalmente, y las mujeres suelen ser intimidadas y responder con silencio, prefiriendo ignorar el tema a ponerse en un riesgo mayor”.

El doxing y otras formas de acoso

En esta guía, Sarah nos habla, por ejemplo del doxing, “la forma más extrema de acoso en Internet“. El término doxing (o doxxing) proviene del término en inglés documents y su abreviatura docs.  Y se refiere a la publicación online de información personal de alguien para que otras personas le acosen. Es decir, información como datos bancarios, dirección de domicilio o empleo, número de teléfono e, incluso, información de familiares.   ¿Cómo evitarlo? Esto es lo que nos explica la guía.

Por ejemplo, señala que cuando te registras en SnapChat, “la plataforma requiere que proporciones tu fecha de nacimiento, número de teléfono y dirección de email – algo bastante estándar en las aplicaciones de redes sociales. Sin embargo, cualquiera con unos mínimos conocimientos técnicos puede encontrar esa información a través de tu cuenta de SnapChat. Esto hace que sea extremadamente fácil que alguien lleve su acoso al email, WhatsApp y muchas otras plataformas”. Es así que muy fácilmente te explican cómo, por ejemplo, convertir tu cuenta de Instagram o Snapchat en privada; o las 5 formas que debes tener en cuenta para protegerte en Twitter, una de las redes sociales en las que más tiene lugar el acoso. De hecho, esta guía menciona el informe realizado por Amnistía Internacional: Toxic Twitter: un lugar tóxico para las mujeres (Toxic Twitter – A toxic place for women), en el cual podemos ver la sentencia:

“Para muchas mujeres, Twitter es una plataforma donde florece la violencia y el abuso contra ellas, a menudo con poca responsabilidad. Como empresa, Twitter no cumple con su responsabilidad de respetar los derechos de las mujeres en línea al investigar y responder de manera transparente a los informes de violencia y abuso.

La violencia y el abuso que muchas mujeres experimentan en Twitter tiene un efecto perjudicial en su derecho a expresarse por igual, libremente y sin temor. En lugar de fortalecer las voces de las mujeres, la violencia y el abuso que muchas mujeres experimentan en la plataforma lleva a las mujeres a autocensurar lo que publican, limitar sus interacciones e incluso a ser expulsadas de Twitter por completo”

 

Este documento publicado en vpnMentor también nos habla del acoso sexual en el trabajo o, incluso, el acoso que puedes recibir cuando trabajas por cuenta propia. Te explica qué debes hacer y cómo debes generar las pruebas si eres víctima de esta situación: “El acoso sexual tiene muchas formas, y cuando es en Internet suele ser aún menos obvio – pero ocurre. Si te encuentras en una situación profesional en la que te sientes incómoda, deberías empezar a grabarla inmediatamente. A menudo, los incidentes mayores surgen a raíz de una serie de incidentes menores, los cuales si no se documentan adecuadamente no serán útiles como pruebas”. Y, al hablar de entorno laboral, Linkedin no es exenta.

“LinkedIn, una plataforma online profesional y de negocios, por desgracia también se ha convertido en un medio en el que se da el acoso sexual. Aunque la política de LinkedIn, prohíbe toda forma de acoso, no hay modo de que la plataforma lo evite; por desgracia, el acoso sexual sigue ocurriendo en ella a diario.

Al ser una web de contactos (profesionales), algunos la tratan como una web de citas. Entre otras quejas, mujeres han denunciado a hombres que les enviaban mensajes inapropiados y hacían comentarios obscenos sobre su apariencia basándose en su foto de perfil”.

Este documento te brinda consejos y te explica paso a paso todo lo que debes hacer para no dejar de ser parte de todas estas redes, pero hacerlo con responsabilidad y con un escudo protector.

Ataques en la vida real

La tecnología es el medio para muchas veces atacar a las mujeres fuera de estas redes.  De hecho, como explica la autora de esta guía, “una encuesta de proveedores de ayuda a víctimas reveló que el 79% de ellos trató con víctimas que habían sido vigiladas mediante redes sociales“.

“En ocasiones los perpetradores son personas que conocemos, como un compañero controlador. Otras, los ataques son fruto de oportunidades, como el robo de un teléfono móvil o el aprovechamiento de alguien que simplemente está en el lugar equivocado en el momento equivocado”.

Cómo utilizar una app de transporte compartido de forma segura es otra de las secciones, haciendo énfasis de un caso que creo tod@s conocimos. El caso de una mujer que fue violada, en 2014, en Nueva Delhi por un chófer de Uber. También esta guía incluye, cómo protegerte de Meet up y de muchas otras situaciones. Todas estas plataformas tratan de hacer lo posible para brindar mayor seguridad, pero la tecnología aún cuando nos beneficia notablemente, también nos expone a muchas situaciones que aún desconocemos. No nos podemos esconder si queremos aprovechar los beneficios que ella nos aporta, pero sí podemos colocar un escudo protector alrededor nuestro y utilizarla para mayor seguridad a través de configuraciones que posiblemente no sabíamos y la autora nos explica con detalles.

Esta guía la puedes consultar en un sinfín de idiomas.
No dejes de hacerlo y compartirla y,
si puedes aportar algo más de lo que aquí aparece, no dejes de hacerlo.

Aquí tienes el enlace:
Completa guía de seguridad en Internet para mujeres

¡Sígueme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies